PAN CON AGUACATE MUSICAL

LA NUEVA FORMA DE GOZAR LA VIDA!

jueves, 31 de enero de 2019

A mi amigo Francisco Fernández, casi Diputado del Exterior



Por Rolando Robles

Probablemente es uno de los peledeístas más joviales de Nueva York y, por tanto, uno de los más apreciados por la comunidad. Pero, eso es en lo personal. Esa conexión de Francisco con nosotros, no viene en función de su ejercicio como Cónsul General que, a mi parecer, fue bastante ordinaria. No creó problemas mayores ni brindó solución a ninguna de las preocupaciones serias de la Comunidad.

Su reconocida “amistosidad” con todo el mundo, sumada a su también confesada austeridad personal, lo convierten en uno de los “tercios” mas apreciados, a la hora de discutir con un “comesolo”; porque se percibe en él a un hombre sincero. En fin, el brillante empresario del área de los salones de belleza, es talvez el “danilista” mejor valorado del patio.

Sin embargo, ha cometido un error que, si no fuera por la amistad que nos une, se lo hubiera pasado por alto. Pero los amigos son para decirse las verdades y yo particularmente, me considero su amigo, solo critico a las personas que me simpatizan. A los otros, los dejo con sus errores. Total......!

El motivo de su yerro, ha sido posiblemente, su rancia candidez. Esa cualidad que siempre adorna a los hombres de trabajo, aunque no a los políticos, para quienes dicha cuasi virtud, resulta un hándicap. Y les digo ésto, porque las otras razones que pudo haber tenido para el desatino que hoy le critico, creo que no cuadran con su personalidad.

Hacerse el gracioso con el desaguisado del presidente Medina, en relación a los deportados dominicanos, no parece ser una opción válida para él, porque tendría que ser un “gran caradura”; algo que ni por asomo puede ser, aunque se lo proponga.

Tratar de sacar partido político, siendo el único de los pre candidatos a diputado del Exterior que ha salido en defensa de su presidente -el hombre que tiene es sus manos la selección de los candidatos- no me late que le haya pasado por la mente tampoco. Porque eso lo revelaría como un oportunista de capa y espada. Pero algo así no lo cree nadie del popular santiaguero, miembro del Comité Central del partido de gobierno.

Las otras posibles razones que pudiera tener Francisco para lanzarse a la tan descabellada idea de apoyar los desatinos orales de su presidente, en modo alguno pueden atribuirseles a él. Es que todas ellas son hijas de la marrulla política y del tiguerage de orilla de los activistas partidarios locales; y mi amigo nunca se ha distinguido en tales lides.

De modo que vamos a asumir que fue un simple desvarío del ex cónsul, tratando de decir presente al lado de su presidente, aunque nunca midió las consecuencias, que para su figura tendría en esta comunidad, que tanto lo valora (a él, no a su presidente)

Por su dilatada presencia en esta ciudad, Fernández sabe muy bien que los deportados, solo son los menos dichosos de todos, son a los que la policía atrapó. Él sabe muy bien que a ese Congreso Nacional nuestro -hasta donde él pretende llegar- ya han llegado varios de los “muchachones” del barrio, pero de los que tuvieron suerte, porque nunca los arrestaron. Y si lo hicieron y fueron sentenciados, no los deportaron, porque tuvieron las luces para convertirse en ciudadanos americanos.

Francisco sabe y conoce -aunque lo niegue- a muchos muchachos “traviesos”, que hoy son ciudadanos casi ejemplares y que en su juventud hicieron algunos desmanes, pero que tuvieron la suerte y la disposición de “enfriarse” a tiempo.

De modo que ni a mi amigo Francisco ni al presidente Medina, les luce eso de “asquerosear” a los deportados, porque ellos también son dominicanos y deben ser representados por Francisco, si es que llegara a ser Diputado del Exterior algún día.

Y Danilo sabe muy bien -aunque se hizo el loco- que él es presidente de todos los dominicanos; de los serios, los sinvergüenzas, los gays, los derechos, los ladrones y los honorables. Lo mismo sucede con las mujeres; las leventes, las damas de verdad (que son la mayoría), las chapeadoras, las que trabajan diariamente para levantar sus familias, las gordas y las flacas; todas son representadas por Danilo, pues para eso lo elegimos.

De modo que ese “coro” que Francisco le hizo a Danilo, no está bien y no se lo podemos celebrar. Pero solicitar que lo retire, sería mucho pedir, pues él no tiene tanta autonomía. Ningún peledeísta la tiene. Yo le recomiendo que empiece a tratar de irse “enfriando” digo, si es que quiere el voto de los dominicanos en las elecciones venideras.

Ahora que hablamos de elecciones y candidatos, Francisco tiene una posibilidad de salir diputado en el 2020; pero solamente una. Si Danilo lo pone #1 en la lista del PLD, mi amigo se juramenta el 16 de agosto. Pero solo así, porque es muy difícil que el PLD saque dos diputados esta vez.

Pero, hay que precisar, que eso solo puede suceder si se mantiene el sistema como está, donde la gente vota en una lista cerrada y con el método de d’Hondt para asignar los escaños ganados por cada partido. Si, por el contrario, se aplica el “voto preferencial”, nadie estaría seguro, porque el asunto va a depender de la capacidad de cada candidato para llevar su gente a las urnas. Y por supuesto, de las po$ibilidade$ de convocatoria del candidato.

Este asunto de la elección de los diputados del Exterior, merece que le demos una lectura más a fondo, porque los partidos siempre tratan de mantener el control sobre los candidatos, violentando la norma, que es el voto preferencial y de paso, faltándole el respeto a los que vivimos fuera del país. Pero eso será en otra entrega, cuando se me pase el “quille” que tengo, primero con Danilo y ahora con Francisco.

Esta metida de patas de mi amigo Francisco, es imperdonable. Solo me queda el consuelo de que Danilo lo considere como un gesto de solidaridad y apunte su dedo mágico hacia el único danilista que no está en desgracia en Nueva York. Digo, pa’ to’ perdío….

¡Vivimos, seguiremos disparando!


0 comentarios:

Publicar un comentario