PAN CON AGUACATE MUSICAL

LA NUEVA FORMA DE GOZAR LA VIDA!

martes, 14 de diciembre de 2021

Se dispara el hambre en el mundo, mientras se incrementa el gasto militar

Por Elvi Paredes

 

De seguro, que, para la mayoría de la gente en casi todo el mundo, la pandemia que nos ha afectado, ha provocado una reducción sustancial del gasto militar, especialmente en los presupuestos de las principales potencias.

 

Es posible, que muchos estén pensando, que las prioridades de los dirigentes de esos gobiernos, hayan cambiado, y que la pandemia los haya sensibilizado.

 

Es posible, que los ciudadanos más optimistas del mundo, y en especial los ciudadanos de Estados Unidos, Inglaterra, Francia, China, Rusia, Alemania, Japón, España, Israel o Arabia Saudita, piensen que los gobernantes de sus países, hayan priorizado el gasto en salud, educación, vivienda, seguridad social y medio ambiente, por encima del gasto militar.

 

Probablemente, el mundo está lleno de ingenuos –como yo-, que pensaría en un mundo, en el que la gente, el ser humano, y no el interés del dinero, del poder y la hegemonía imperial, se harían a un lado, para aunar esfuerzos, en pos de trabajar por el progreso y la equidad entre las naciones.

 

Muy probablemente, esos miles de millones de seres humanos optimistas, continúen pagando sus impuestos. Conformes, y en espera de que a su dinero se le dé el mejor de los usos.

 

Pero, y de seguro que aquellos –que como yo-, investiguen más allá de las meras noticias que nos sirven los medios de comunicación –interesados o no-, se hayan llevado la gran sorpresa de ver como en medio de una tragedia mundial, como es la pandemia del COVID-19 que ha provocado la muerte de millones de seres humanos, los señores de la guerra, no se hayan inmutado, y sigan con su afán de dominio y de acumulación de riqueza.

 

El que, en medio de una pandemia como la que vivimos, el gasto militar haya crecido hasta casi los dos billones de dólares, deja mucho que desear, de parte de dirigentes mundiales, que solo recuerdan las calamidades generadas por la contaminación, el hambre y la guerra, en las cuadragésimas sesiones de la Organización de las Naciones Unidas.

 

Es bueno, que la gente tenga presente, que en medio de la pandemia mundial que ha provocado casi la paralización de la economía, y, por consiguiente, el retroceso de los pocos progresos alcanzados en los últimos 10 años, en lo único en que han pensado los dirigentes de las potencias mundiales, en buscar la forma de incrementar la venta de sus armamentos, e invertir en nuevas tecnologías militares, que les permitan ACABAR lo más pronto posible con la humanidad.

 

O sea que, en el afán de lucro y hegemonía, no pensamos que, al final el ganador-perdedor, NO tendrá a quien dominar.

 

Y es que, de acuerdo con las Naciones Unidas, en 43 países, unos 45 millones de personas están al borde de la hambruna.

 

"Decenas de millones de personas se asoman al abismo. Los conflictos, el cambio climático y el COVID-19 están aumentando el número de personas que pasan hambre", informó el director ejecutivo del Programa Mundial de Alimentos (PMA), David Beasley.

 

Siguiendo con los datos suministrados por el PMA, el costo para evitar la hambruna en todo el mundo, asciende a unos siete mil millones de dólares, mucho menos que los dos billones de dólares que las grandes potencias han incrementado sus gastos militares.

 

‘’Las familias que se enfrentan a la inseguridad alimentaria aguda se ven "obligadas a tomar decisiones devastadoras", casando a niñas y niños antes de tiempo, sacándolos de la escuela o alimentándolos con insectos, hojas silvestres o cactus, indica el Programa Mundial de Alimentos.

 

Las sequías en Afganistán se combinan con el colapso económico y llevan a las familias al límite, mientras que en Siria unos 12,4 millones de personas no saben de dónde vendrá su próxima comida, explicó Beasley.

 

También, se observa un aumento del hambre en Angola, Burundi, Etiopía, Haití, Kenia y Somalia, según la agencia de la ONU con sede en Roma.

 

Este, a simple vista, es el panorama que tenemos en el mundo, mientras las grandes potencias continúan con su afán de hegemonía mundial, mientras los señores de la guerra solo piensan en incrementar sus cuentas bancarias.

 

DESGARRADOR

 

Y es que NO puede ser más que desgarrador e insensible, el hecho que el crecimiento militar, del 2,6 por ciento del gasto militar mundial, se produjera en un año (2020), en el que el Producto Interior Bruto (PIB), se redujo un 4,4 %, según el Fondo Monetario Internacional, principalmente a causa de los impactos económicos derivados de la pandemia del covid-19.

Y es que la impotencia es mayor, cuando verificamos los datos, y nos damos cuenta que el incremento en el gasto militar mundial, fue el mayor interanual de la carga militar, desde la crisis financiera y económica global del 2009, al pasar del 2,2 % al 2,4 %.

 

En el primer año de pandemia el gasto militar crece

 

En 2020, el gasto militar de EE. UU. llegó a los 778 mil millones de dólares estimados, que representan un incremento del 4,4 % respecto a 2019.

 

Como país con el mayor gasto militar del mundo, EE. UU. contabilizó el 39 % del total de 2020. Este fue el tercer año de crecimiento consecutivo del gasto militar estadounidense, después de siete años de reducciones continuadas.

 

El gasto militar de China creció por 26.º año consecutivo

 

En el caso delgasto miliar de China, el segundo mayor del mundo, se estima que llegó a los 252 mil millones de dólares en 2020. Esto representa un incremento del 1,9 % respecto a 2019 y un 76 % respecto a la década 2011-20.

 

El gasto de China ha crecido durante 26 años consecutivos, la serie más larga de incrementos ininterrumpidos de un país recogidos por la Base de datos del El Instituto Internacional de Estocolmo para la Investigación de la Paz (SIPRI) sobre gasto militar.

 

La recesión económica provoca que más miembros de la OTAN superen el objetivo de gasto

 

Para el 2020, casi todos los miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) incrementaron el gastomilitar.

 

Es de esa forma, como los 12 miembros de la OTAN gastaron un 2 % o más de su PIB en sus fuerzas armadas —el objetivo de gasto según la directriz de la Alianza—, en comparación con los 9 miembros que lo hicieron en 2019.

 

En el caso específico de Francia, el 8.º país con más gasto militar del mundo, pasó el umbral del 2 % por primera vez desde 2009.

 

El gasto militar de Rusia

 

En 2020, el gasto militar de Rusia creció un 2,5 % hasta los 61.700 millones de dólares. Fue el segundo año consecutivo de crecimiento. Aun así, el gasto militar real de Rusia en 2020 fue un 6,6 % inferior a su presupuesto inicial, una disminución mayor que en años anteriores.

 

REINO UNIDO Y ALEMANIA, EN EL TABLERO MILITAR

 

Con un importe total de 59.200 millones de dólares, Reino Unido se convirtió en el 5.º país con mayor gasto militar. Un gasto que fue un 2,9 % más alto que en 2019, pero un 4,2 % inferior que en 2011.

 

Mientras que Alemania incrementó su gasto un 5,2 % hasta los 52.800 millones de dólares, situándose como séptimo país con más gasto de 2020. El gasto militar de Alemania fue un 28 % más elevado que en 2011.

 

 

 

 

 

 

0 comments:

Publicar un comentario