PAN CON AGUACATE MUSICAL

LA NUEVA FORMA DE GOZAR LA VIDA!

sábado, 14 de agosto de 2021

¿A quién le creo y sigo, a López Obrador, o a José Flandez y Arturo Morató?


 

Por Miguel Espaillat Grullón   

 

1 - Jaime Bayly es una persona de conducta depravada, es decir, alguien propenso a lo innatural en los instintos o el comportamiento. El mismo ha declarado públicamente su bisexualidad, sazonándola “con el gusto que coge” con la penetración anal. Echarse con varones es abominable ante Dios, por lo que Jaime Bayly está entre los que no entrarán al reino de los cielos.  Si añadimos a esta execrable mácula, el trabajo sucio que por dinero él hace con su lengua mentirosa, entonces, tendremos a un individuo, no de Dios, sino, irremisiblemente a un discípulo del diablo. En consecuencia, alguien así no tiene autoridad moral ni la reciedumbre ética para servir de orientador ni de guía político y espiritual de la humanidad, tal como él y los que pagan pretenden.

 

2 - Jorge Ramos es un mercenario de la comunicación.  A este individuo le pagan un salario de 200 mil dólares mensuales para frente a las cámaras leer los retorcimientos de la realidad elaborados en las oficinas que tienen por misión llevar a cabo la guerra mediática de calumnias, manipulación y desestabilización, contra todo gobernante desafecto a los imperios.  

 

3 - Como Jaime Bayly y Jorge Ramos existen cientos de periodistas empleados por las grandes cadenas de radio, televisión, periódicos y agencias de los imperios distribuidos por toda la faz de la tierra para que hagan el trabajo sucio de difamar, calumniar, desprestigiar, manipular, distorsionar y desestabilizar los gobiernos insumisos a las potencias colonialistas.  Entre ellos tenemos a los patéticos Carlos Alberto Montaner y Fernando Rincón, aquel individuo que se trasladó a Bolivia para recibir un galardón que le fue otorgado por la presidenta de facto Jeanine Áñez.  Entre estos individuos, el más patético de todos es Mario Vargas Llosa, quien ha renegado de su humilde origen peruano, para convertirse en súbdito español con el título nobiliario de marqués. 

 

Son gente que vino al mundo a tener, no a ser. 

 

4 - Todos los comunicadores de la ultraderecha son profesionales sin escrúpulos de la comunicación con maestrías y doctorados en las técnicas diabólicas de esa ciencia. En sus misiones, la democracia, libertad y derechos humanos que tanto dicen defender, les da un comino, puesto que a ellos solo le interesan el poder y dinero que obtienen por alquilar sus lenguas malignas, aquellas de las que el apóstol Santiago dice lo siguiente:  Y la lengua es un fuego, un mundo de maldad. La lengua está puesta entre nuestros miembros, y contamina todo el cuerpo, e inflama la rueda de la creación, y ella misma es inflamada por el infierno.  Porque toda naturaleza de bestias, y de aves, y de serpientes, y de seres del mar, se doma y ha sido domada por la naturaleza humana; pero ningún hombre puede domar la lengua, que es un mal que no puede ser refrenado, llena de veneno mortal. Con ella bendecimos al Dios y Padre, y con ella maldecimos a los hombres, que están hechos a la semejanza de Dios. Fin de la cita. 

 

Estas son personas que vinieron al mundo a tener, no a ser.

 

5 - Parece que previendo la maldad de estos comunicadores, Malcolm X advirtió: “Si no estáis prevenidos ante los Medios de Comunicación, os harán amar al opresor y odiar al oprimido". Lo mismo hizo Joseph Pulitzer al decir: "Con el tiempo, una prensa mercenaria, demagógica, corrupta y cínica, crea un público tan vil como ella misma."

 

6 - Cómo es mundo es diversidad, en esa categoría entra el dualismo maniqueísta: el bien y el mal, la luz y las tinieblas, lo espiritual y lo diabólico, etc. Para mí, la gente y el sistema político de Flandez y Morató son el mal, las tinieblas y lo diabólico.

 

7 -¿Quiénes están en este mundo? El listado es enciclopédico, pero por la limitación escritural de un artículo me limito solo a dar algunos ejemplos. Flandez y Morató están del lado de gente como Luis Posada Carriles, Orlando Bosch, Marco Rubio, los Diaz- Balart, Ted Cruz Jorge Mas Canoso, Ileana Ros-Lehtinen, José María Aznar, Juan Carlos de Borbón, los Bush, Henry Kissinger, Trump, Elliott Abrams, John Bolton, Michael Temer, Mauricio Macri, Álvaro Uribe, Iván Duque, Sebastián Piñera, José Orlando Hernández, Jeanine Áñez, Jair Bolsonaro, Juan Guaidó, Corina Machado, Enrique Capriles, Roberto D’Aubuisson, Lenin Moreno, Leopoldo López, Luis Almagro, António Guterres, Benjamín Netanyahu, etcétera. Y si estuvieran vivos, estarían del lado de Pinochet, Videla, Stroessner, Ríos Montt, y hasta de Batista, Duvalier, Trujillo y Balaguer serian sus aliados, porque ellos eran grandes anticomunistas y vasallos de los imperios.  

 

8 - Lo contrario al mundo de Flandez y Morató, son el bien, la luz y lo espiritual.  Este espacio lo llenan gente como Manuel López Obrador, Bernie Sanders, Alexandria Ocasio, Noam Chomsky, Ignacio Ramonet, Nelson Mandela, Frei Betto, Ernesto Cardenal, Fidel Castro Ruz, el Che Guevara, el papa Francisco, Juan Bosch, Nicolas Maduro, Nayib Bukele, Oscar Arnulfo Romero, Gustavo Petro, Lula da Silva, los Kirchner, Fernando Lugo, Manuel Zelaya, Luis Arce, Evo Morales, Rafael Correa, y todo revolucionario que para el mundo.

 

9 - Ahora bien, los ídolos de José Flandez y Arturo Morató, propugnan por mas imperialismo, por mas capitalismo neoliberal, lo que significa, neocolonialismo, guerras, invasiones, injerencias, unilateralismo, saqueos, dominio, bloqueos económicos, financieros y comerciales, y por ende, que el 60 % de la riqueza de la humanidad prosiga detentada por el 1% de los seres humanos que habitan nuestro planeta.  

 

10 - Al contrario, mis ídolos propugnan por una autentica democracia, por multilateralismo, por el cese de invasiones, guerras, saqueos y bloqueos de todo tipo. Los míos queremos un mundo sin las diferencias sociales extremas que produce el capitalismo imperialista.   Queremos un mundo sin injusticia sociales, sin hambre, sin explotación del hombre por el hombre.  Queremos un mundo, donde sea un derecho humano, la salud, la educación, la alimentación, el empleo, el agua, la electricidad y techo seguro. Queremos un mundo donde todos seamos iguales ante la justicia. En fin, queremos un mundo donde todos seamos hermanos, un mundo que sea de todos y no de unos pocos. Un mundo para vivir en paz y alegría.

 

En este contexto, el discurso de Manuel López Obrador (AMLO)

 

11 - AMLO, en el Castillo Chapultepec, Ciudad de México, el 24 de julio de 2021, en el 238 Aniversario del Natalicio de Simón Bolívar, pronunció un discurso que por su contenido, ya es histórico.  En ese discurso, AMLO llama a los Estados Unidos a reflexionar sobre su errada política exterior y sobre la aplicación a sangre y fuego del neoliberalismo. Este presidente advierte de las funestas consecuencias que representa para los Estados Unidos y el mundo, este agresivo, cruel e irracional imperialismo que ya no cabe en este tiempo. Veamos ese discurso.

 

12 - La lucha por la integridad de los pueblos de nuestra América sigue siendo un bello ideal. No ha sido fácil volver realidad ese hermoso propósito. Sus obstáculos principales han sido el movimiento conservador de las naciones de América, las rupturas en las filas del movimiento liberal y el predominio de Estados Unidos en el continente.

 

13 - La consigna de “América para los americanos” terminó de desintegrar a los pueblos de nuestro continente y destruir lo edificado, lo material, por Bolívar. A lo largo de casi todo el siglo XIX se padeció de constantes ocupaciones, desembarcos, anexiones y a nosotros.

 

14 - Desde aquel tiempo, Washington nunca ha dejado de realizar operaciones abiertas o encubiertas contra los países independientes. La influencia de la política exterior de Estados Unidos es predominante en América. Solo existe un caso especial, el de Cuba, el país que durante más de medio siglo ha hecho valer su independencia enfrentando políticamente a los Estados Unidos.

 

15 - En consecuencia, creo que, por su lucha en defensa de la soberanía de su país, el pueblo de Cuba, merece el premio de la dignidad y esa isla debe ser considerada como la nueva Numancia por su ejemplo de resistencia, y pienso que por esa misma razón debiera ser declarada patrimonio de la humanidad.

 

16 - Pero también sostengo que ya es momento de una nueva convivencia entre todos los países de América, porque el modelo impuesto hace más de dos siglos está agotado, no tiene futuro ni salida, ya no beneficia a nadie. Hay que hacer a un lado la disyuntiva de integrarnos a Estados Unidos o de oponernos en forma defensiva.

 

17 - Es tiempo de expresar y de explorar otra opción: la de dialogar con los gobernantes estadounidenses y convencerlos y persuadirlos de que una nueva relación entre los países de América es posible.

 

18 - Considero que en la actualidad hay condiciones inmejorables para alcanzar este propósito de respetarnos y caminar juntos sin que nadie se quede atrás.

 

19 - En este afán puede que ayude nuestra experiencia de integración económica con respeto a nuestra soberanía, que hemos puesto en práctica en la concepción y aplicación del Tratado económico y comercial con Estados Unidos y Canadá.

 

20 - Obviamente, no es poca cosa tener de vecino a una nación como Estados Unidos. Nuestra cercanía nos obliga a buscar acuerdos y sería un grave error ponernos con Sansón a las patadas, pero al mismo tiempo tenemos poderosas razones para hacer valer nuestra soberanía y demostrar con argumentos, sin balandronadas, que no somos un protectorado, una colonia o su patio trasero. Además, con el paso del tiempo, poco a poco se ha ido aceptando una circunstancia favorable a nuestro país: el crecimiento desmesurado de China ha fortalecido en Estados Unidos la opinión de que debemos ser vistos como aliados y no como vecinos distantes.

 

21 - Nosotros preferimos una integración económica con dimensión soberana con Estados Unidos y Canadá, a fin de recuperar lo perdido con respecto a la producción y el comercio con China, que seguirnos debilitando como región y tener en el Pacífico un escenario plagado de tensiones bélicas; para decirlo en otras palabras, nos conviene que Estados Unidos sea fuerte en lo económico y no sólo en lo militar.  Lograr este equilibrio y no la hegemonía de ningún país, es lo más responsable y lo más conveniente para mantener la paz en bien de las generaciones futuras y de la humanidad.

 

22 - Resolver esta disparidad (económica existente entre China y los Estados Unidos), con el uso de la fuerza nos pondría en peligro a todos.

 

23 - Podría suponerse de manera simplista que corresponde a cada nación asumir su responsabilidad, pero tratándose de un asunto tan delicado y entrañable, con respeto al derecho ajeno y a la independencia de cada país, pensamos que lo mejor sería fortalecernos económica y comercialmente en América del Norte y en todo el continente.  Además, no veo otra salida; no podemos cerrar nuestras economías ni apostar a la aplicación de aranceles a países exportadores del mundo y mucho menos debemos declarar la guerra comercial a nadie.  Pienso que lo mejor es ser eficientes, creativos, fortalecer nuestro mercado regional y competir con cualquier país o con cualquier región del mundo.

 

24 - Es obvio que esto debe implicar cooperación para el desarrollo y bienestar en todos los pueblos de América Latina y el Caribe.  Es ya inaceptable la política de los últimos dos siglos, caracterizada por invasiones para poner o quitar gobernantes al antojo de la superpotencia; digamos adiós a las imposiciones, las injerencias, las sanciones, las exclusiones y los bloqueos.

 

25 - Apliquemos, en cambio, los principios de no intervención, autodeterminación de los pueblos y solución pacífica de las controversias. Iniciemos en nuestro continente una relación bajo la premisa de George Washington, según la cual, “las naciones no deben aprovecharse del infortunio de otros pueblos”.

 

26 - Estoy consciente que se trata de un asunto complejo que requiere de una nueva visión política y económica: la propuesta es, ni más ni menos, que construir algo semejante a la Unión Europea, pero apegado a nuestra historia, a nuestra realidad y a nuestras identidades.  En ese espíritu, no debe descartarse la sustitución de la OEA por un organismo verdaderamente autónomo, no lacayo de nadie, sino mediador a petición y aceptación de las partes en conflicto, en asuntos de derechos humanos y de democracia.   Es una gran tarea para buenos diplomáticos y políticos como los que, afortunadamente, existen en todos los países de nuestro continente.

 

27 - Lo aquí planteado puede parecer una utopía; sin embargo, debe considerarse que sin el horizonte de los ideales no se llega a ningún lado y que, en consecuencia, vale la pena intentarlo. (Fin del discurso)

 

28- Después de analizar el recuento histórico que se cursa en este trabajo y en el discurso de AMLO, solo me resta pedirles a mis lectores que sopesen las políticas imperialistas que apoyan Flandez, Morató y los líderes políticos que ellos respaldan, para que con conocimientos de causa, las comparen con el sistema político que hombres como Manuel López obrador y los millones que piensan como él, quieren para nuestro mundo. Entonces, después de adquirir conciencia de los hechos, les solicito, responder: ¿a quién le creo y sigo, a López Obrador, o a José Flandez, Arturo Morató y a los ídolos políticos de ellos?

 

Amigo lector, ahora es su turno de responder esta sencilla pregunta.

 

 

0 comentarios:

Publicar un comentario