PAN CON AGUACATE MUSICAL

LA NUEVA FORMA DE GOZAR LA VIDA!

martes, 15 de junio de 2021

Doña Mirian no es el diablo, pero…


 

Por Altagracia Salazar

 

La procuradora general afirmó que quien administra justicia debe estar en guardia frente a su propio prejuicio “para tener una actuación donde su blanco sea la justicia, no satisfacer su prejuicio”.

 

Su respuesta a un grupo de abogados liderado por el señor Julio Cury habla de sí misma. A Cury ni a ninguno de los abogados que integran un recién creado observatorio le irritó cuando el ex procurador enviaba cámaras a los hogares de las personas que iban a ser arrestadas, algunos con aviso y otros con menos suerte.

 

Danilo Medina, de cuyo gobierno Cury fue un gran colaborador con contratos que se pagaron hasta cuando la gestión había terminado en el caso de la Cámara de Cuentas, nos gobernó durante 8 años controlando la percepción. De eso era que se encargaba Joao Santana y su equipo que cobraba 100 mil dólares al mes entre otras minucias. Pero estos abogados descubren el factor mediático cuando Joao está preso en Brasil y Danilo fuera del poder.

 

Fue en los 8 años de Danilo cuando se oficializó el sistema de bocinas que había sido creado por Leonel Fernández en el 2006 como su famosa red de periodistas y comunicadores con el presidente. Esos comunicadores pasaron del compromiso emocional con algún beneficio económico a contratados a tiempo completo por la administración. Algunos con sueldos otros con grandes negocios que una ni se imagina. Personalmente no sé si eso es bueno o malo.

 

Ahora que nos estrenamos en la lucha contra la corrupción quienes se beneficiaron de ella se lamentan de la presencia de los medios.

 

Intentar debilitar la credibilidad del ministerio público con imputaciones de este tipo solo revela el origen de algunas personas y el nivel de compromiso que  tuvieron con el régimen de la corrupción absoluta aunque en su momento no lo evidenciaran.

 

No es lo mismo con guitarra que con violín y no es lo mismo llamar al diablo que verlo llegar, dice la sabiduría popular.

 

A Julio Cury y  otros preocupados por la presencia de los medios en los procesos contra la corrupción  o le abrieron las puertas del infierno o le cambiaron el instrumento.

 

0 comentarios:

Publicar un comentario