PAN CON AGUACATE MUSICAL

LA NUEVA FORMA DE GOZAR LA VIDA!

viernes, 31 de julio de 2020

¿Celebrar o lamentar?



Por Félix Peguero

La central termoeléctrica Punta Catalina, la más controversial de todas las obras realizadas por el gobierno, tal como se esperaba, ayer fue inaugurada. Y llegó el presidente Danilo Medina con su séquito de funcionarios, amigos y correligionarios para la gran fiesta, donde no podía faltar la prensa.

Mientras tanto, nadie puede ignorar el costo total de un proyecto de generación energética que le ha salido cuatro veces más caro al Estado dominicano que todos los construidos con la misma matriz por otros países del hemisferio. Esto, sin obviar los graves daños de contaminación que se ciernen sobre nuestra población.

Las cenizas están ahí, amontonadas ante los ojos de todos, como amenaza que se levanta para preguntarnos ¿dónde estaban las autoridades locales cuando permitieron colocar esa bomba de tiempo sobre las cabezas de los habitantes de la provincia Peravia?

Ahora escuchamos los lamentos por la ausencia del llamado "pasivo ambiental" y tenemos que reiterar que hemos sido engañados, que si bien es cierto que el país requiere aumentar la generación de electricidad, no es menos cierto que pudimos optar por gas natural en vez de carbón mineral.

La realidad es que Punta Catalina ha sido la punta de lanza para financiar campañas electorales, abriendo de par en par las puertas de la corrupción destapada con los famosos escándalos de sobornos, realizados supuestamente, por la compañía constructora Odebrecht.

 

La historia no es para contarla, porque todos saben el curso dado a los expedientes de los implicados. Sin embargo, como si nada hubiera pasado, con la sonrisa de la simulación, y sin ningún rubor, anunciaron el pago por concepto de adquisición de los terrenos por parte del Estado: El precio acordado: USD$ 6,900,000.00 "casi siete millones de dólares" sin que se sepa que dicha compra pasara por el Senado.

Y seguimos sumando como gastos de la fiesta, y seguro que habrá otras sorpresas.

A todo esto, quizás nos quede la contaminación, los mismos apagones y las altas facturaciones.

Una estafa de grandes dimensiones..!!

 


0 comentarios:

Publicar un comentario