PAN CON AGUACATE MUSICAL

LA NUEVA FORMA DE GOZAR LA VIDA!

lunes, 13 de abril de 2020

Modificar sistema de salud, además del seguro médico



Por Faustino Collado

Después de esta experiencia, en que han quedado develados los sistemas de salud, especialmente basados en el negocio de los seguros, hay que impulsar una reforma profunda al sistema de salud, no sólo de la  Seguridad Social basada en seguros privados.

Avanzo las siguientes ideas. Los nuevos pilares deben ser, en este orden:

1. Cobertura pública universal obligatoria. En ese sentido, ya se tiene a SENASA,  que sigue la lógica financiera de los seguros, que es lo que hay que invertir; en ese sentido, el SENASA tiene que cambiar a SANASA ( Servicio de Asistencia Nacional en Salud), donde, si bien reciba cotizaciones, garantice la asistencia a todos, usando proveedores públicos y privados. Esto es así parcialmente hoy, pero con subsistemas o intermediaciones burocráticas como el seguro subsidiado.

El procedimiento debe ser el siguiente: usted tiene derecho a la salud por ser persona, dominicano y residente; por asunto de organización y planificación se le da un carnet con acceso a todos los servicios. Si usted trabaja y obtiene ingresos cotiza, incluyendo los empleadores y trabajadores liberales e independientes, pero el sistema no depende financieramente  de la cotización, aunque se nutra de ella, sino de los impuestos que cobra el gobierno para dar servicios públicos.

El SENASA-

SENASA deberá modificar su estructura actual, para dar participación, por ejemplo, al SNS.

2. Las ARS privadas serán solo para seguro complementario, que será opcional. Si el punto uno funciona bien, el dos se irá achicando y algunas ARS irán desapareciendo. Pero puede pasar lo contrario si no hay decisión política y capacidad para aplicar con eficiencia a uno. Ya hay varios países, no socialistas, donde lo propuesto aquí funciona bien.

3. El SDSS en su estructura y método de veto debe cambiar.

4. Desaparece el copago.

5. Debe haber una nueva reglamentación y protocolos para la instalación y funcionamiento de las clínicas y centros de salud, privados y públicos; lo mismo para el ejercicio de la medicina, laboratorios, producción de medicamentos y bienes afines, como sector de interés público.

6. Hay que revisar el modelo académico de formación de personal de salud, especialmente de médicos, con filtros de entrada más rigurosos. Por ejemplo, al pensum de los médicos hay que modificarle la llamada premédica con 92 créditos y dos-3 años, donde solo hay 4 materias de medicina. Hay que formar un médico (licenciado) en 4-5 años máximo, incluido el internado, sin pasantía, sino que esta se ejerza de hecho en la especialidad, garantizada para todos, dando un nuevo valor al médico general, de familia o comunitario.

Collado


0 comentarios:

Publicar un comentario