PAN CON AGUACATE MUSICAL

LA NUEVA FORMA DE GOZAR LA VIDA!

sábado, 23 de noviembre de 2019

La convulsa Tercera Década ya empezó



Por Faustino Collado

Un tiempo histórico no empieza con el calendario. Abarca más, hacia atrás y hacia adelante. Por eso se habla de Bajo y Alto Renacimiento, y de posmodernismo. En cuanto a la tercera década del siglo XXI, esta hace años que empezó.

Porque el mundo está acelerado. Y convulso. Cuando en 1927 se habló en la URSS de un plan quinquenal, fue una novedad, hoy se habla y se hacen planes hacia el 2030 y el 2050, y el grupo UASD 500  Años ha propuesto un plan de la UASD hasta 2038.

Quizá fue en Hong Kong, desde 2017,  con las impresionantes marchas por derechos políticos, o en RD con la Marcha Verde contra la corrupción, que empezó la tercera década; o quizá en Francia, con las protestas de los chalecos amarillos; o quizá ahora en Chile.

Se puede decir que estas expresiones sociales siempre las ha habido, sobre todo desde 1838, con los "cartistas" ingleses; entonces, ¿qué es lo nuevo, entreabriéndose el 20? Temáticamente: las pensiones más un gas, el carbono o el calentamiento global, que es la misma moneda.

Agréguese el derecho a la privacidad, en el conflicto entre lo privado y lo público, que tampoco es nuevo, pero sí lo es el medio, con el dominio del posicionamiento global o GPS, por parte de las grandes corporaciones globales de la virtualidad, más poderosas que el Estado.

Agregue, la resistencia machista a la revolución social de la paridad que las mujeres van empujando. Y hay mucho aderezo alrededor, como el nacionalismo. Lo nuevo es también lo masivo de las protestas, su composición social con amplias capas medias, los medios flash de convocatoria; también es nuevo que antes la derecha actuaba en la sombra, llegando a golpes de Estado cruentos, y hoy sale a la calle a movilizarse por sus metas, aunque sigue dando golpes de Estado que algunos han calificado de blandos, pero golpes al fin.

La década del 20, que ya empezó, traerá y consumará varias revoluciones, no solo de claveles y jazmines, pues será un jardín de mezclas raras, en un tránsito hacia nuevas formas del capitalismo neoliberal que aletea y la necesidad de una revolución democrática institucional que ya empezó en las redes.

0 comentarios:

Publicar un comentario