PAN CON AGUACATE MUSICAL

LA NUEVA FORMA DE GOZAR LA VIDA!

lunes, 14 de octubre de 2019

Desde Leonel Fernández 1996 hasta Danilo Medina...Un retrato casi exacto de Jeroboam hasta Oseas, rey de Samaria



Por Edgard Paniagua Miguel

Pueda que R. Dominicana no sea en realidad una Nación completamente cristiana, más bien parecería ser anticristiana en su mayoría, el deterioro moral y espiritual nos revela tal condición, desde nuestros Gobernantes hasta los estratos sociales más bajos. Sin embargo, una cosa es  real, absoluta  y plena, en la fundación de la misma nuestros Padres de la Patria hicieron un Juramento en representación de todos nosotros con Dios, juraron y así lo escribieron en los símbolos patrios y luego  proclamaron que lo siguiente:

“En el nombre de la Santísima, Augustisima, e Indivisible Trinidad Omnipotente…juramos implantar una república libre, soberana e independiente de toda dominación extranjera, que se denominara República Dominicana; la cual tendrá un pabellón tricolor en cuartos encarnados y azules atravesado por una cruz blanca. Mientras tanto seremos reconocidos los Trinitarios con las palabras sacramentales Dios, Patria y Libertad. Así lo prometo ante Dios y el mundo. Si tal hago, Dios me proteja, y de no, me lo tome en cuenta; y mis consorcios me castiguen el perjurio y la traición si los vendo.”

Cita el documento que luego de hacerse dicho juramento, los trinitarios firmaron el pliego anteponiendo una Cruz al nombre de cada cual; a lo que Duarte dijo:
“No es la Cruz el signo del  padecimiento; es el símbolo de la redención…”

Escudo y Bandera, únicos en el mundo en el que la Biblia está abierta intencional y expresamente en uno de sus pasajes más emblemáticos y centrales:

San Juan 8:32 “Y conoceréis la Verdad y la Verdad os hará libre”.

En los Gobiernos del PLD se han estado consumando lo que desde 1996 se había iniciado, destruir nuestros Fundamentos, desde sus comienzos han violado consecutivamente los valores que sirvieron de base en la creación de la R.D. y que a través de los cuales (solo por las intenciones y propósitos de los Padres de la Patria), Dios en Su gracia nos ha bendecido grandemente como Nación.

En los Gobiernos del PLD se ha promovido, aceptado y permitido que la R.D. este siendo fusionada pacifica y disimuladamente con una Nación que, así como nosotros juramos por Dios y Su palabra, ellos (Haití) hicieron lo mismo pero con Satanás, teniendo el Vudú como su religión oficial.

En los Gobiernos del PLD se ha promovido, aceptado y permitido que por alianzas extranjeras y tratados  con naciones extranjeras (olvidándose del Juramento que le hicimos con Dios) que nuestras familias vayan camino a la destrucción cuando desde sus Gobiernos se le han abiertos las puertas a la Ideología de Géneros, en franca desobediencia y rebeldía a la Palabra de Dios y al Juramento trinitario.

En los Gobiernos del PLD se han promovido, aceptado y permitido la destrucción de la Verdad, aquella Verdad que nos puede hacer libre, la han convertido en mentiras, trampas, engaños, corrupción e impunidad.

Como ustedes han puesto de moda, para su propio mal, el citar y descontextualizar la Palabra de Dios, usando falsos creyentes como asesores y falsas iglesias a su favor para justificar sus malas acciones, le diré hay en las Escrituras del A.T. algunos paralelismos que retratan casi exactamente el paso por el PLD por la Administración pública.

Es la historia registrada en los reinos del Norte de Israel, desde su primer rey, Jeroboam  hasta Oseas en Samaria, fue en este último que Dios hizo desaparecer las Naciones del Norte de Israel por siempre y hasta siempre. El clímax llego a su fin cuando, he aquí los paralelos:

1. Sacaron la Palabra de Dios de la Nación. Se está permitiendo el Vudú, sacaron la biblia de las escuelas y en los símbolos Patrios no aparece la Biblia.

2. Actos de corrupción moral y Espiritual promovidos, aceptados y permitidos por el Gobierno de manera impune.

3. Negar a Dios y asumir otros dioses, tales como: el dinero, el poder, la avaricia, codicia, el orgullo y el querer  ser como Dios.

4. Hemos pactado, violando el Juramento Trinitario con Dios, con naciones extranjeras, y por dinero, para introducir al País, leyes y creencias contrarias a Dios y Su Palabra, como lo es la Ideología de Géneros y el Feminismo radical distorsionado, la agenda Sodomita  LGBT+ que destruye la familia y mina los fundamentos.

5. Como en las Naciones del Norte de Israel que sacrificaban sus hijos expuestos al fuego al demonio, ahora se está promoviendo, permitiendo y aceptando el aborto, reciclaje moderno de tales sacrificios en contra de la humanidad y del mismo Dios.

6. Así, sus acciones los convierten en agoreros, idolatras y adúlteros espirituales pues han violado el Juramento que los Trinitarios firmaron en nuestra representación con Dios.

El PLD parecería encarnar la consumación de la maldad y el daño que le podría infringir a la R.D. en sus propios fundamentos.

Pueblo dominicano,  iglesia de Cristo, Dios reina, eso lo saben todos los Gobernantes principales del Mundo, todo el Gobierno Profundo, como le llaman y, aunque crean que el cristianismo está siendo afectado y destruido, como en la Cruz, la aparente derrota significó la Victoria, Dios juzga en primera instancia terrenalmente, y juzgará en última instancia en la corte celestial, y sin apelación. Por lo que el País  tiene que elegir entre dos caminos, uno ancho y otro angosto, Dios o el diablo.

No es menester declararle las consecuencias terrenales y eternas si decide uno y otro.

Una aclaración, en R.D. han habido siempre muchos pecados y muchos gobernantes pecadores, eso no es nuevo, pero no recuerdo a ninguno que con tanta intención y propósito le haya declarado la guerra a Dios y al Juramento que firmamos con El, de fundamentar la Nación en Dios, Patria y Libertad. Y si bien todos los pecados acarrean la separación de nosotros con Dios, no es menos cierto que hay juicios más severos que otros dependiendo del grado de pecado contra Dios.
La Escrituras registran que las acciones del PLD contra Dios están dentro de los que más El ha aborrecido en la historia y por tanto de los que más severo han sido juzgados y castigados brutalmente en la tierra.

El querer desear y llevar a cabo acciones para convertir la R.D. en una Nación Nihilista y no Cristiana es violar el Juramento Trinitario con Dios que todo gobernante y Partido ha sido signatario al ser juramentado en el cargo, y para finalizar le recuerdo lo que se juró y se comprometieron a aceptar:

Así lo prometo ante Dios y el mundo. Si tal hago, Dios me proteja, y de no, me lo tome en cuenta; y mis consorcios me castiguen el perjurio y la traición si los vendo.”

Dios bendiga su decisión!


0 comentarios:

Publicar un comentario