PAN CON AGUACATE MUSICAL

LA NUEVA FORMA DE GOZAR LA VIDA!

domingo, 18 de agosto de 2019

Luis Abinader, entre los ausentes en el libro de Marino Zapete



Por Miguel Espaillat Grullón  
                                    
A - De un tirón acabo de leer el libro “La Crónica Irreverente”, de la autoría del brillante y “cojonudo” periodista Marino Zapete. Ese libro constituye una bomba atómica sobre Danilo, Hipólito, Leonel, Gonzalo Castillo, Francisco Javier García, Francisco Domínguez Brito, Radhamés Segura, Miguel Vargas Maldonado, sobre los discípulos de Balaguer (Amable Aristy Castro, Leonardo Matos Berrido, Jaime Rodríguez Guzmán, Quique Antún, Ito Bisonó, Andrés Van Der Horst, Adriano Sánchez Roa, Carlos Morales Troncoso, Agripino Núñez, etc.), y sobre una centena más de “dominicanos ilustres”, quienes de no ser por esta iluminadora denuncia, cuando mueran, sus restos hubiesen sido llevados a descansar al Panteón de la patria.

B - En este libro de Marino Zapete, Luis Abinader está entre los políticos aspirantes a presidentes que no aparece en la susodicha crónica. Tampoco aparecen Wellington Arnaud, ni Ramon Emilio Concepción; y de otros partidos, tampoco forman parte de esta crónica, Guillermo Moreno, Minou Tavares, ni Juan Hubieres.   Entre todos los candidatos de la oposición, Luis Abinader es el que tiene la mayor y real posibilidad de llegar al poder, dado que no tiene la enorme cola que le pisen, que sí tienen sus contrincantes peledeistas, por lo que lo debemos considerarlo, como la luz al final de túnel, la tabla de salvación de la oposición, para ganar las elecciones en mayo de 2020.   

C - La crónica de Zapete revela clara y contundentemente, que el presente de nuestra patria dirigida por los hombres y mujeres desnudados por Zapete en su obra, no podía ser otro que la desgracia actual que nos agobia. Por ejemplo, figúrese usted, ¿qué podía esperar el país de una gobernanza de trujillistas y balagueristas? ¿Qué podía esperar la nación de un Partido en el poder dirigido Hipólito, Miguel Vargas, Jorge Blanco, Peggy Cabral, Hatuey Decamps, Fello Subervi, Fiquito Vásquez, etc., etc., etc.?  Finalmente, ¿qué podía esperar la patria dirigida por un PLD y una clase empresarial corrompidos hasta los tuétanos?
                                                             
D - Actualmente, los dominicanos entrados en edad con algún grado de patriotismo, decencia, vergüenza y cultura, que leen y estudian sobre la política mundial y la nuestra, se han dado cuenta, que el origen de la gran desgracia que azota a nuestro país tiene su origen en la gran corrupción y la impunidad rampante y a la pésima gobernanza de los que hemos llevado al poder, por tal razón me atrevo a dar por hecho, que quien de estos lea la crónica aludida de Zapete y reflexione sobre los acontecimientos, ratificarán su decisión de jamás votar por esos que hoy en día están aspirando a presidentes y a otros puestos electivos, dado la vilezas y  miseria humanas de ellos, con las que han propiciado la ruindad  moral y económica que hoy sufre nuestra patria, resultados estos a la vista de todos, y que han sido expuestos magistralmente por la pluma de Marino Zapete en su ilustrativo libro.    

F - Este libro consta de 447 páginas, de las cuales, 40 están dedicadas a Danilo; 43 a Leonel;10 a Miguel Vargas; y 184 a Hipólito.  Esta obra atrapa al lector.  Su lectura da vida y soporte a la frase del británico que dijo: “Mientras haya libro, no existirá el pasado”.

G - Para que los lectores tengan una idea del contenido del libro que comentamos y se animen a comprarlo, de inmediato transcribo algunos párrafos que desenmascaran a los principales actores que han protagonizados la desgracia nacional que los dominicanos estamos padeciendo.  

DANILO MEDINA: La promesa incumplida al profesor Bosch    
    
Danilo Medina, ante la tumba de Juan Bosch prometió: "Yo Trabajaré para conquistar la presidencia de la República y honrar el pensamiento y la conducta moral de profesor Juan Bosch.  Quiero ser un presidente ético y moral.  Y lo voy a hacer, como un homenaje al compañero Juan Bosch.  En primer lugar, seremos honestos, en segundo lugar, gobernaremos con la gente de mi pueblo, y en tercer lugar, lo que diga con las palabras, lo honraré con mis actos.

"Estoy decidido a ponerle fin a la impunidad en nuestro país, mediante la lucha decidida contra la criminalidad y la corrupción".

"tendré potestad para investigar las denuncias de corrupción por el solo rumor público, citar, interrogar, requerir informaciones a entidades públicas y privadas y aplicar sanciones disciplinarias, sin perjuicio de las que correspondan al régimen ético y disciplinario de la función pública y a la Cámara de Cuentas".

En ese mismo discurso Danilo anunció que entraría en vigencia un Código de Pautas Éticas, que contribuiría a desarrollar y fortalecer el gobierno ético y moral que había prometido. Ese código de ética cuenta con 18 puntos, léalo usted en el libro, luego, chupe usted y páseme el cabo; pero para por lo menos dar a oler el guiso, copio el código #17.  

17) “Rechazar dádivas, regalos, incentivos o beneficios privados, de manera personal o a través de intermediarios, para beneficio propio o con el interés expreso de quien la ofrezca de recibir servicios o acciones vinculados al cargo que ocupe o a los servicios a cargo de otros funcionarios en cualquier ámbito de la administración a la que pueda tener acceso directa o indirectamente”.

Durante los gobiernos de Danilo Medina, lo prometido en ese documento fue letra muerta. Medina fue uno de los tantos que renunciaron a los principios y enseñanzas de Juan Bosch cuando este desapareció, para sumarse a la política clientelista y corrupta de Joaquín Balaguer.

Francisco Javier García Vs Miguel Vargas Maldonado: un conejo le dice “orejú” a un burro.

Francisco Javier García dijo de Miguel Vargas Maldonado lo siguiente: El señor Maldonado es la personificación de la corrupción, el tráfico de influencia, la prevaricación y los negocios turbios cuando a su partido le ha tocado dirigir los destinos del país.  El señor Miguel Vargas Maldonado no se atreve a mirar a nadie de frente por las inconductas que ha cometido cada vez que le ha tocado desempeñar una función pública. 

Nota personal: el señor Carlos Amarante Baret, no está en el libro que nos ocupa, pero es digno de mencionarlo tan siquiera para presentar una de la característica de su proyecto presidencial, quien al decir del pueblo está concretizado en la frase: “si no quieres que te roben a dos manos, vota por mí, que solo tengo una”.  ¿Y a Quique Antún, el hombre que hizo diabluras en el INVI y en el BNV, como podemos catalogarlo después de que él mandara a tomar las calles y a enterrar a los corruptos para siempre?

Otra nota: En este festival de demagogos, tampoco Ramfis D Trujillo se queda atrás.  Él, como todo un oportunista de siete suelas, está usando todos los escenarios que se le presentan para pronunciar un discurso anticorrupción y abogar por una nueva restauración de la República.  Hablo del Ramfis que ya le dio un tumbe al Estado dominicano con 5 millones de dólares, y que anda por ahí sacándole dinero a la gente con el engaño de una candidatura independiente. La agravante de este caso es, que nuestra gente no escarmienta, pues los engaños retóricos que han tenido con Balaguer, Leonel, Danilo y de otros, no le han servido para no creer en discursos, sino, que se enamoran de quienes les hablan mil embustes, sin analizar la trayectoria del orador. Por esta razón, muchos ingenuos están creyendo en este camaleón, que sin ambages declara su orgullo de llevar la sangre de uno de  los hombres más perverso, cruel, dañino y macabro, que ha parido la humanidad.

Leonel Fernández: un discurso contrario a su práctica

1 - "La corrupción es moral y legalmente inaceptable. Por tal motivo, la administración que desde hoy me corresponderá dirigir, tomaremos todas las providencias de lugar para, tal como establece la Convención Interamericana contra la Corrupción, prevenir, detectar, perseguir y castigar, todo acto doloso que atente contra el patrimonio público.

2 - El primer gobierno de Fernández (1996-2004), estuvo muy lejos de aquellas promesas. En la mayoría de sus acciones estuvo más cerca de Joaquín Balaguer que de Juan Bosch, lo cual le generó muchas críticas entre los públicos que esperaban el inicio de una nueva etapa política en República Dominicana.

3- Como gran demagogo, cuando retomó el poder en 2004, volvió a usar el discurso de la decencia y la honestidad, pero al sumar otros ocho años en el poder, en 2012, la realidad arrasó con el discurso y dejó claramente establecido que aquella prédica no era más que un recurso para engañar a la gente.

4 - En el discurso de su segunda juramentación como Presidente de la República, el 16 de agosto de 2004, Fernández dijo, entre otras cosas, lo siguiente: El próximo gobierno está competido a tomar un conjunto de acciones. Hay muchos cargos públicos en exceso, creados mediante la tradicional práctica corrosiva del clientelismo o bien producto de las duplicidades de funciones dentro de nuestro aparato burocrático estatal. Esos serán suprimidos.

5- Ninguna institución gubernamental u organismo independiente está autorizado a realizar compras o transacciones que vayan más allá de lo estrictamente indispensable. Nadie, absolutamente nadie, podrá utilizar los fondos públicos para la adquisición de nuevas jeepetas o para efectuar llamadas telefónicas nacionales o internacionales, sin límites de tiempo.

6- Los viáticos y las dietas tienen que ser disminuidos. Los gastos superfinos eliminados. Hay que suprimir aquellos cargos de subsecretarios de Estado no contemplados en la ley orgánica de la Secretaría de Estado correspondiente.

7- Pero de igual manera será imprescindible enfrentar con energía y de manera drástica uno de los peores males que afecta el desarrollo de los pueblos y torna ineficaz toda lucha sincera contra la hecatombe de la pobreza: el fenómeno de la corrupción. La corrupción es moral y legalmente inaceptable. Por tal motivo, durante la administración que desde hoy me corresponderá dirigir, tomaremos todas las providencias de lugar para, tal como establece la Convención Interamericana contra la Corrupción, prevenir, detectar, perseguir y castigar todo acto doloso que atente contra el patrimonio público.

8- Tampoco esta administración puede convertirse en un nuevo abanderado del borrón y cuenta nueva. La democracia se fundamenta en la rendición de cuentas. Aquel que no tenga las suyas claras, sea del sector público o del privado, que sepa, desde ahora, que la justicia no será objeto de obstrucción ni de manipulación alguna por parte del Poder Ejecutivo para que actúe conforme a como indican nuestros códigos y nuestras leyes.

9 - Como deseo actuar siempre de forma clara y sin ningún enturbiamiento o enredo, reitero en esta oportunidad lo que he dicho en otras ocasiones: que nadie me susurre en privado lo que no está en capacidad de decirme en público.  República Dominicana no puede seguir como va. No puede seguir con la inseguridad ciudadana. Con el tráfico de influencias. Con el clientelismo. Con el enriquecimiento ilícito. Con el abuso de poder. Con el irrespeto. En fin, con la falta de seriedad en todo.

10 - Si para algo ha servido la actual crisis es para poner al desnudo la bancarrota de un sistema que ha demostrado ser incompetente, injusto y corrupto. Cambiémoslo. Sacudamos el árbol de la democracia dominicana. Hagamos que caigan sus frutos podridos.

Palabras finales

El precedente discurso de Leonel, confrontado con la práctica, revela a un hombre sumamente perverso y cínico. Esas cualidades las acaba de reafirmar con su más reciente discurso pronunciado en una iglesia evangélica, ocasión en la que tuvo el tupé de decir: “si Dios y el pueblo dominicano nos permiten volver a dirigir los destinos del país, lo haremos por el reino de Dios, de bondad, amor al prójimo y de respeto a los semejantes.  Si es la voluntad de Dios, volveremos a dirigir los destinos del país, porque Dios es el único que quita y pone reyes y nosotros estamos sujetos a su voluntad. Me considero ser amante de Dios, y lo soy por múltiples razones, por el enigma de la vida y por el misterio de la muerte, y porque sabemos que más allá de esta vida hay una vida eterna que se conquista actuando bien en la tierra”.  ¡Dominicanos!, ¿queréis más demostración de locura, demagogia y perversidad que esta?

Conclusión

A - Un análisis concienzudo de los gobiernos de Leonel, Hipólito y Danilo, arrojan, que entre los tres han infligido todo el destrozo moral y económico que hoy sufre nuestra patria.  Cierto, Miguel Vargas y los demás tienen su cuota en este desmadre, pero, L, H, y D, entre tantos jinetes apocalípticos, son los mayores responsables del cataclismo referido.  

B - Toda esta situación creada tiene que cambiar; lo que solo es posible con nuevos actores políticos. Ante esta disyuntiva y reto, yo (Miguel Espaillat), dentro del PRM pertenezco a una corriente ideológica distinta a la de Luis Abinader. Él es un hombre de la derecha, yo de la izquierda, no obstante, interpretando correctamente el momento histórico que estamos viviendo, pienso que en el presente, Luis es la persona idónea para sacar al PLD del poder. Él es un individuo decente, todo un caballero, con muy buenas intenciones para con nuestro país.  Además, Luis no es un desalmado, ni un perverso, ni un ladrón como esa mayoría de peledeistas que han vendido su alma al diablo.  Esas condiciones y cualidades (que en este tiempo no son poca cosa), lo han eximido de que alguien escriba en su contra una Crónica Irreverente.  Entonces, con esas ventajas, siendo Luis Abinader el precandidato con la mayor posibilidad frente a los demás aspirantes, clamo por el apoyo masivo de nuestro pueblo a su candidatura, para que juntos podamos echar al PLD del poder e iniciar un gobierno de “Transición, que conlleve a la Regeneración Nacional” de nuestra patria, para que así, conjuremos para siempre la fatalidad del peledeismo.  El que tenga oídos que oiga, y actúe en consecuencia, para que después, rasgándonos las vestiduras, .no tengamos que llorar frente al muro de las lamentaciones.

Posdata
Ya hemos reseñado, que Zapete en su libro le dedica 184 páginas a Hipólito, lo que es un libro dentro de un libro.  Por lo extensa de esa Crónica Irreverente, la dejaremos para una segunda entrega, que con Dios delante será la próxima semana.  


0 comentarios:

Publicar un comentario