PAN CON AGUACATE MUSICAL

LA NUEVA FORMA DE GOZAR LA VIDA!

sábado, 31 de agosto de 2019

A Propósito del Desarrollo 52: La presa de Monte Grande y el desarrollo del suroeste



(3)

Por Rafael Matos Féliz

La construcción de la Presa de Monte Grande ha sido tomada siempre para sembrar esperanzas entre los suroestanos, en los momentos cruciales de la política vernácula. Pero después que pasan las elecciones, se tira al zafacón del olvido. Esto quedó demostrado en los años 2009, 2013, 2014 y 2016. Entre 2009 y 2010, el Presidente Leonel Fernández hizo todas las bullas con esa obra, previo a las elecciones del 2010, en ellas, las elecciones congresuales y municipales eran para un periodo de 6 años.

Leonel no volvió a tocar la presa después de esas elecciones y mucho menos, cuando constitucionalmente no podía ser reelecto para Presidente. Luego en el 2012, se instaló Danilo Medina y como señalamos la vez anterior, en el 2013 se nos engañó al hacerse entrega de un cheque de 40 millones de dólares para deuda de Sabana Yegua, pero se nos dijo que era para iniciar a Monte Grande. Se vino a hablar de la presa en el 2014, dando un “palazo” para el inicio de la construcción. Debajo quedaba el susurro de que la obra sería terminada en el 2016 (otro año electoral).

Pasó el 2016 y el Presidente se reeligió. De nuevo, Monte Grande cayó en el zafacón y ahora entre el 2018 y 2019 se calentaron los motores para la construcción de la Presa y la fecha de conclusión era para abril del 2020 (otro año electoral). El interés del Presidente para que la presa se terminara en la fecha señalada era tan grande que en una visita a la obra, en febrero del 2019, le dio un boche y cogió la cuerda con el Director del INDRHI, Ingeniero Olgo Fernández, cuando este le informó que la conclusión no sería para la fecha prevista. Sino después de las elecciones del 2020.

Estamos en más de la mitad del 2019 y aún falta mucho para la terminación de la obra. Nos preocupa que los intereses políticos personales, que siempre han sido motivadores del atraso o los avances de las obras para la colectividad, ahora que el Presidente no se puede reelegir, caigan en el vacío y Monte Grande se vuelva a ir al carajo. Asumimos que la presa era un estandarte a mostrar para las apetencias continuistas de los últimos gobiernos, pero ahora, ese panorama ha cambiado radicalmente.

En una visita, en la cual acompañamos a las autoridades académicas y administrativas de la Universidad Católica Tecnológica de Barahona (UCATEBA), a la zona de construcción de la presa, nos encontramos con trabajos realizados y otros en ejecución. Por ejemplo, los túneles de desvió del Yaque del Sur, estaban en su fase final; se  trabaja con el muro de contención a profundidad. Se observa, bien definida, el área donde se construirá la nueva comunidad de Monte Grande, que según la información, contará de 400 viviendas para albergar a los comunitarios que la obra va a desalojar.

En los actuales momentos nos encontramos inmersos en una campañapolíticaexterna a destiempo y las millonadas de recursos que se están gastando, nos presenta la idea de que muchas cosas, que se han planificado, posiblemente se queden a mitad de camino, pues en nuestra corta visión, no tenemos suficientes recursos presupuestados para los ingentes problemas colectivos y esas campañas electorales no presupuestadas para este momento.

En estos días vimos que el Presidente Medina volvió a la zona de Monte Grande y allí inauguró o puso en funcionamiento los dos túneles de desvío para el río Yaque del Sur; lo que posibilitará la construcción del muro o corona para la propia presa. El mismo día, el Presidente dio el primer “palazo” para iniciar los trabajos del complejo habitacional que alojará a los comunitarios desplazados.

¡Ay cuánto nos gustaría que se nos dé un pescozón sin manos!, con relación a la Presa de Monte Grande, y que en el año 2020, se concluya esa majestuosa obra para el bien de nuestra región y de los esforzados comunitarios de nuestros campos. Pero no podemos negar que el pesimismo nos cubre y nos abate en los actuales momentos, y más conociendo la forma como los gobiernos, de los últimos 25 años, incumplen los planes cuando se trata de gente pobre.

Rafael Matos Féliz
Por el Desarrollo Sostenible



0 comentarios:

Publicar un comentario