PAN CON AGUACATE MUSICAL

LA NUEVA FORMA DE GOZAR LA VIDA!

miércoles, 19 de junio de 2019

Danilo tiene la llave



Por JUAN T H

Es el presidente Danilo Medina, no Leonel Fernández, quién tiene la solución a la crisis por la que atraviesa el Partido de la Liberación Dominicana que arrastra a todas las fuerzas políticas del país. Es Danilo, no Leonel, quien tiene un impedimento constitucional para relegirse. Fue Danilo, junto con Leonel y los demás jeque árabe del Comité Político quienes aprobaron el vigésimo transitorio que exclusivamente le impide a Danilo ser candidato a la presidencia y vicepresidencia para las elecciones venideras. Ese acuerdo lo firmaron todos; ahora Danilo y su grupo se niega a cumplir lo pactado. El conflicto queda resuelto si Danilo, que tiene el candado y la llave también, desiste de sus ambiciones continuistas. Solo tiene que decir que cumplirá su palabra. Permitir elecciones libres y transparentes donde el que ganó, ganó, y el que perdió, perdió. Y colorín colorado…

Lo diré de nuevo: el gobierno podrá comprar a todos los legisladores de su propio partido y de la oposición para reformar nuevamente la Constitución y legitimar la reelección del presidente, y fracasará.

Podrá reunir un cuórum de un cien por ciento, gastar, no cientos, sino miles de millones de pesos en el Congreso, pero no conseguirá corromper y manipular la voluntad del 70% de la población que según 15 encuestas no quieren que el mandatario se mantenga en el poder más allá del año próximo.

La gente no quiere la reelección. ¡Y Danilo lo sabe! Insistir es una locura resultado del pánico que produce la incertidumbre del que lo tiene todo y corre el riesgo de perderlo y quedarse triste y solo en el desierto.

Solo el intento de “perpetuarse en el poder” como sugiere alevosamente la hermana (oídos, voz y ojos) del mandatario,  provocará una repulsa colectiva que puede desencadenar en una poblada sangrienta que conduzca el país hacia el abismo terminando con la precaria paz y la caricatura de democracia que aún existe.

Los actores fundamentales que desde su liderazgo rechazan el continuismo no se quedaran  cruzados de brazos. Actuaran llamando a protestas con movilizaciones, paros, huelgas, caminatas, etc. La desobediencia civil será un hecho. Si Danilo sigue con sus planes, el PLD entrará en una crisis sin retorno. El sector que encabeza Leonel Fernández no puede dar marcha atrás. Está obligado a continuar defendiendo la Constitución a toda costa. Hacer lo contrario sería catastrófico. Leonel perdería todo valor. Su propia gente lo abandonaría. Continuar defendiendo y protegiendo la Carta Magna, como un principio invariable, es una obligación. Ceder sería traicionar a los demás y traicionarse así mismo.

El PRM, de su lado,  tiene que jugar su rol opositor anti reeleccionista. Debe ser el primero en levantar la bandera del combate en todos los escenarios posibles, tanto nacionales como internacionales, sin importarle lo que ocurra en el PLD; si se divide o no, si se matan entre ellos o sobreviven. Ese es, y no es, su problema. Puede coincidir con Leonel y su gente, incluso unirse coyunturalmente con un objetivo común que es impedir la reelección, pero no depender de ellos en la acción. El PRM tiene que ser vanguardia, no retaguardia. Su táctica, al igual que su estrategia tiene que estar claramente definida. La táctica no puede tragarse la estrategia como ha ocurrido en ocasiones. Stalin decía que la táctica es lo que antecede a la acción. Y es cierto.

La situación política es muy compleja. Nadie sabe con certeza lo que sucederá en los próximos días. El PRM y los demás partidos opositores tienen que unirse y estar preparados  para cualquier eventualidad, porque el horno no está para galletitas. (“Una chispa puede incendiar la pradera”)

0 comentarios:

Publicar un comentario