PAN CON AGUACATE MUSICAL

LA NUEVA FORMA DE GOZAR LA VIDA!

viernes, 18 de enero de 2019

52 años después, Guido Gil Díaz, vive



1 de 2

Por Lic. Delcio A. Pérez, CDP

Recordar los buenos hijos de la Patria, a todos aquellos que ofrendaron sus vidas o su libertad en ara de una República Dominicana amorosa, democrática, solidaria, inclusiva, libre, independiente. Soberana, justa y equitativa constituye un deber revolucionario y un compromiso con nuestra conciencia.

Por eso, los buenos hijo de de esta tierra jamás debemos permitir que la memoria de hombres de la dimensión de GUIDO GIL DÍAZ caigan en el anonimato. Ello sería una ingratitud de nuestra parte y una traición a su memoria, por lo que 52  años después de su apresamiento y desaparición lo estamos recordando.

El abnegado patriota y revolucionario doctor Guido Gil Díaz fue detenido el 17 de enero de 1967, en el puente Higuamo de San Pedro de Macorís, por agente de la Policía que estaban  bajo el mando del coronel Tadeo Terrero, jefe en ese momento de la dotación policial de la Romana, quien era un asesino al servicio de la recién  instaurada dictadura de Balaguer, los patronos del Central  Romana y el imperio. 

Luego de su detención a Guido Gil  Díaz físicamente lo desaparecieron para siempre, aunque no pudieron hacerlo con sus ideas, razón por la cual, vive entre nosotros.

Guido Gil Díaz, periodista, abogado, escritor y dirigente de la organización política 1J4, primero, y luego dirigente del Movimiento Popular Dominicano ( MPD), fue sobre todo un convencido revolucionario que asumió con dignidad , conciencia y entrega la defensa de los más vulnerables de su pueblo; de la población más pobre.

Eso explica el por qué, siendo un intelectual, hasta el momento de su apresamiento el 17 de enero de 1967, se desempeñara  como asesor laboral del aguerrido Sindicato Unido del Central Romana; empresa que en 1966 fue adquirida por la transnacional Gulf and Western, siendo su administrador el exiliado gusano cubano Teobaldo  Rosselló.  

Pero 52 años después de tu desaparición ordenada por el asesino de Joaquín Balaguer estás presente entre nosotros. El ejemplo de dignidad, patriotismo y firmeza que nos  dejaste es un referente a seguir. Los como tú, Guido, nunca mueren. 

0 comentarios:

Publicar un comentario