PAN CON AGUACATE MUSICAL

LA NUEVA FORMA DE GOZAR LA VIDA!

miércoles, 28 de febrero de 2018

Danilo perdió el brillo



Por Adolfo Pérez De León

El discurso de rendición de cuentas del presidente Danilo Medina del pasado 27 de febrero de 2018 fue una muestra del desgaste del mandatario y de su gabinete.

El presidente Medina perdió la tracción. Comparado con su esperanzador discurso de toma de posesión del 16 de agosto de 2012, el discurso reciente se sintió más como un listado de metas inconclusas,  un mea culpa.

Tratando de sacarle sentido al tiempo perdido, el presidente deja entrever que no ha dado pie-con-bola para resolver los principales problemas que afligen a la nación dominicana: corrupción, inseguridad, desabastecimiento energético, inmigración descontrolada, entre otros.

El discurso fue anecdótico más que de rendición de cuentas – un ejercicio narrativo: una antología de cuentos. Atribuyéndose méritos que no le corresponden, mientras que selectivamente dejó fuera la realidad de los problemas que no ha logrado resolver. Problemas de los cuales es responsable.

Como por ejemplo la rampante corrupción que ha caracterizado su gobierno. La corrupción es un enorme elefante que ya no cabe dentro del Palacio Nacional. El gobierno se ha hecho de la vista gorda, pavoneando al presidente como un emperador desnudo ante el país y el mundo.

“Mencióneme un caso de corrupción”. Bien, ¡pues comencemos por el caso más grande de corrupción descubierto en toda la historia! – relacionado directamente con el PLD y con el financiamiento de sus campañas electorales.

Un caso tan grande, que hasta Netflix le está preparando una serie televisiva.

Sólo hay que ver cómo el país está entre los 50 países más corruptos del mundo, según el Índice de Percepción de Corrupción de Transparency International de 2017. Pero esto no se tocó en el discurso.

Tampoco ha tenido voluntad para depurar su gabinete – ante el “rumor público”, como una vez prometió. Todo lo contrario: ahora se nombran funcionarios imputados por violencia de género, corrupción y tráfico de personas.

Ese cuento del “rumor público” pasó a ser uno de rubor público.

Pero quizás el presidente no lo sabe. O no quiere enterarse.

El discurso se enfocó en la promesa de hacer mañana lo que no se ha logrado hacer hasta hoy. Como quien sabe que se le acaba el tiempo y se aferra a tratar de demostrar algunos méritos puntuales – que existen – pero que pierden sentido dentro del panorama cenagoso en el que se encuentra sumergido el país.

Como el tema del desabastecimiento eléctrico. Lo que una vez fue una promesa firme de campaña, pasó a ser ahora un monumento a la corrupción administrativa, a la contaminación ambiental y un recordatorio de Odebrecht. Otro elefante blanco que se adeuda y que pagaremos encarecidamente, en medio de los mismos apagones de siempre.

Este fue un discurso cojo de un presidente aparentemente pato-cojo (lame duck), a quien se le acaba el tiempo y que constitucionalmente no puede repostularse. Pero esa era la realidad en 2016, cuando se compró la siniestra reelección-por-reelección. Historia que se puede repetir en los próximos años.

El país y el presidente Medina saben que en dos años no se va a lograr lo que no se logró hacer en seis. Mucho menos vale la pena desgastarse y enfocarse por una repostulación que terminaría de hundir su menguante popularidad, desenfocándolo aún más de las metas que ha fracasado alcanzar.

En cuatro años más no se va a lograr lo que no se logró hacer en ocho años. Lo que sí se puede es mantener lo mismo que ha venido ocurriendo: corrupción rampante, enriquecimiento grosero de funcionarios, inseguridad ciudadana, y un ambiente de desesperación que le roba la esperanza y la paz a los dominicanos.

Esto es importante tenerlo en cuenta, porque los cantos de las sirenas de la reelección ya resuenan… y el presidente no se ató al mástil. Mientras que su gabinete se tapó con cera los oídos – pero para no escuchar los reclamos del pueblo.

Este barco navega a la deriva, camino al naufragio. Y el gemido tenue de aquel que se sintió “vencido por el Estado” no se oye entre el desafine de tantas sirenas adulonas…

Mi evaluación al discurso del Presidente Danilo Medina. @adolfoperezdl),Adolfo Pérez De León. Candidato a Vicepresidente Nacional del PRM

0 comentarios:

Publicar un comentario