PAN CON AGUACATE MUSICAL

LA NUEVA FORMA DE GOZAR LA VIDA!

miércoles, 15 de abril de 2020

Falta de epidemiólogos e infectólogos desnuda Sistema de Salud


Por Faustino Collado

Al Mescyt y a universidades:

Cuando empezó a conocerse la tragedia de San Francisco de Macorís, que hoy tiene la tercera parte de los muertos por el Covi-19, y se supo que allí solo existe un médico infectólogo, nos alarmamos y preguntamos cuál será la situación en el resto del país.

Indagando al respecto hemos comprobado la gran deficiencia nacional en estas dos áreas. La raíz del déficit de epidemiólogos e infectólogos es hacer depender la salud del mercado capitalista. El Estado se ha desentendido en muchos aspectos de la salud y el negocio de las clínicas ha florecido.

Como el gobierno paga muy poco al personal de salud, pocos médicos quieren especializarse en esas áreas, ya que los mismos no tienen otros ingresos en cirugías, partos y otros procedimientos y pocos ingresos en consultas, ya que la demanda de epidemiólogos e infectólogos fluctúa con los contagios. Y, mucho menos quieren irse a las provincias y municipios en esas condiciones.

A ese mercado perverso se acomodan las universidades, incluida la UASD a pesar de ser pública. Por esa razón en el país no existe una sola especialidad médica en Epidemiología. Existe la especialidad o maestría en Salud Publica (no residencia) con una formación general en Epidemiología (I y II), que solo existe en la UASD y la UCE; por eso, los pocos médicos dominicanos, menos de 20, con especialización en Epidemiología, han tenido que irse a estudiar en otros países.

En el caso de la Infectología, solo existen dos residencias, una pediátrica en el Hospital Robert Read, y otra en el Salvador B. Gautier. Si bien los infectólogos son alrededor de 100, están concentrados en la capital. Teniendo un país tropical como este, con varias enfermedades ambientales y contagiosas, no se explica que el MESCyT y el Estado no tengan un plan de formación médica al respecto.

Lo que se forman es muchos pediatras,  gastroenterólogos, médicos internos, ginecólogos y obstetras, anestesiólogos, cardiólogos, cirujanos, que es donde está el dinero. Ese modelo de salud tiene que ser revertido. Hay que cambiarlo. La universidad pública tiene que empezar, abriendo su primera especialidad en Epidemiología.

El Covi-19 nos ha desnudado y ya es hora de tomar otro camino en defensa del pueblo.


0 comentarios:

Publicar un comentario