PAN CON AGUACATE MUSICAL

LA NUEVA FORMA DE GOZAR LA VIDA!

sábado, 23 de noviembre de 2019

Juan Bolívar Díaz “¡…aquí esta vez jugamos limpio o se rompen las barajas!”



CIUDAD UNIVERSITARIA, R. D.- El periodista y analista político Juan Bolívar Díaz que hay que hacer saber a los responsables de los órganos electorales que están obligados a cumplir los preceptos constitucionales que les responsabilizan de equidad, transparencia y libertad en las competencias electorales. Que no se puede asistir a otra feria de compra y venta de votos, como la que se observó en las recientes elecciones primarias y advirtió “¡Que a nadie le queden dudas de que aquí esta vez jugamos limpio o se rompen las barajas!”

Al pronunciar su discurso en la proclamación de la Coalición Democrática por el Cambio el columnista y escritor dominicano explicó que vienen de un largo proceso de concertación de lo que se configura como la mayor alianza político-social de carácter electoral de la historia política nacional comprometida con en el rescate de la política como la actividad digna de ocupar la atención de los seres humanos, que planteó el fundador Juan Pablo Duarte. Para recoger y recomponer  los pedacitos de institucionalidad democrática que nos va dejando la mayor corporación para la expoliación de la nación de nuestra historia.

Aseguró que la Coalición Democrática por el Cambio y la Regeneración Nacional viene al rescate de la independencia de los poderes del Estado, en que se sustenta la democracia. Pero también de la independencia de  los sindicatos, de las academias, de las organizaciones gremiales y profesionales, comunitarias, y hasta políticas, subordinadas, cooptadas y divididas por la rapacidad gobernante. 

Detalló que esa Coalición Democrática por el Cambio y la Regeneración Nacional que hoy proclamaron tiene la particularidad de ser fruto de la conjunción de  preocupaciones de dirigentes políticos y de agrupaciones sociales, de profesionales, académicos y activistas vinculados a las luchas por el 4% del PIB para la educación, por la protección del medio ambiente y rescate de riquezas mineras y a la inmensa movilización de la Marcha Verde contra la corrupción y por el fin de la impunidad.

“Estamos aquí para exorcizar los demonios de la corrupción y su secuela de impunidad que sustraen una alta proporción de los recursos que genera nuestro pueblo. Que según estudio del BID nuestra malversación representa el 3% del PIB, este año 165 mil millones de pesos. Estamos convencidos de que la corrupción generalizada desde arriba se reproduce en la delincuencia común, que ambas son responsables de la inseguridad ciudadana y que no habrá seguridad para nadie en el reinado de la impunidad”, aseveró Juan Bolívar Díaz.

“Hemos llegado aquí para levantar la dignidad nacional ante las evaluaciones internacionales que sitúan nuestro país en el liderazgo en corrupción pública y en falta de ética empresarial, en poca transparencia, en  desconfianza en la justicia, en la policía, en la actividad política, en déficit democrático. Aparecemos también en los últimos escalones en calidad educativa, en inversión y calidad de la salud, en mortalidad materno-infantil, embarazos de adolescentes y matrimonio infantil, en cantidad de instituciones burocráticas, en proporción de empleados públicos por habitantes y hasta en feminicidios. Todas estas y muchas otras afrentas rebasan los niveles soportables de vergüenza”, continuó diciendo.

Fue enfático al explicar que la Coalición Democrática por el Cambio y la Regeneración Nacional pretende iniciar una gran revolución social. La revolución del imperio de la ley, de los preceptos fundamentales plasmados desde la primera Constitución de la República y ampliados al ritmo de nuestro tiempo. Es sobre el respeto a la institucionalidad democrática y a los pactos y compromisos sociales que se puede abrir los surcos claros para que quepan todos los sueños, los de los padres fundadores, y de quienes durante  175 años han regado con sangre, sudor y lágrimas los valles y montañas del país.

Se lamento al decir que “nos deslumbramos con el auge de construcciones y de los vehículos, pero al completar la segunda década de este siglo, todavía el 45% de nuestras viviendas no tienen agua potable dentro, y dos tercios sufren apagones que van desde una a 16 horas diariamente. Nos hacen recordar la estrofa merenguera de comienzo del siglo pasado: “ya Santiago tiene lo que no tenía, una planta eléctrica y agua en tubería”. Pero Santiago, como el resto del país, tiene cientos de miles  de plantas eléctricas e inversores, y de cisternas para agenciarse esos servicios vitales, y comprar agua de botellones y por tanques.

Rechazó el que se pregone un falso desarrollo y crecimiento económico, porque se fundamenta en el endeudamiento y en las remesas de más de dos millones de dominicanos que huyeron del país en 6 décadas, y que este año están enviando 7 mil millones de dólares, que hoy significan 364 mil millones de pesos, más de la mitad de todos los ingresos fiscales del año y 20% más que todo lo que paga el Estado en sueldos, pensiones y subsidios sociales.

Indicó también en su discurso que entre los grandes desafíos del gobierno de regeneración nacional están las reformas y ajustes necesarios para garantizar la sostenibilidad financiera de la nación, evitando que la bomba de la deuda nos explote en las manos y que empuje a cientos de miles de dominicanas y dominicanos a peores niveles de pobreza. El saneamiento no podrá implicar recesión, sino reorientación del gasto, supresión de la franja de corrupción y malversación, de las duplicidades, del rentismo y del clientelismo.

“Lo que nos proponemos es un nuevo tipo de alianza, una real coalición política que reivindique la autoestima de la ciudadanía e incorpore plenamente a los jóvenes, y a la mujer dominicana que supera cada vez más su histórica subordinación y alcanza mayor proporción que los hombres en la capacitación profesional. Ellas tienen que ser el centro de nuestras políticas, son nuestras madres, hermanas, hijas, esposas. Son las compañeras en la hora inicial y en la final de la existencia. Tenemos que liberarlas de toda esclavitud, de la discriminación, de la violencia machista, describió.

Entiende que desde ya toda la oposición y todas y todos los dominicanos preocupados por la convivencia y la decencia política tiene que erguirse para decirle al presidente Danilo Medina que él no puede ganar las elecciones, como proclamó, porque no es candidato, que no tiene derecho a retorcer las reglas para hacer campaña electoral. Que eso no se permite en ninguna democracia.

Calificó como una extrema irresponsabilidad permitir que se repitan las iniquidades e inequidades políticas del 2012 y del 2016, cuando todo el gobierno fue involucrado en las campañas electorales duplicando el gasto en publicidad, disparando los déficits fiscales con 33 mil empleados temporeros, y cuando 39 ministros y altos funcionarios fueron jefes locales de campaña, abusando de los recursos del Estado, y extorsionando a diestra y siniestra para gastar diez veces más que todas las opciones alternativas juntas.

“Nos anima el hecho de que tenemos a Luis Abinader, un candidato presidencial que no juega con cartas marcadas, ni pretende ser pitcher, cátcher y bateador al mismo tiempo. Que con un discurso firme y racional, fundado en valores y principios democráticos, viene pregonando un programa de gobierno y enarbolando preceptos éticos, con sensibilidad para promover la justicia y la inclusión”, destacó Diaz.

“Hemos escuchado a nuestro candidato Luis Abinader respondiendo a los que quieren otro imprescindible, diciéndoles que tienen razón, porque él no es ese predestinado, pero que mientras hace aparición ese iluminado, aquí está él, dispuesto a trabajar con todos por el plátano y la esperanza. Llega, como Mercedes Sosa, cantando con todas la voces, todas, con todas las manos, todas. Porque toda la sangre puede ser canción en el viento. Canta conmigo, canta hermano, ¡libera tu esperanza, con un grito en la voz!”, finalizó diciendo.

Los conceptos emitidos por Juan Bolívar Díaz se realizaron en el marco de la proclamación de Coalición Democrática por el Cambio en un acto celebrado en el Aula Magna de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) y ante la presencia del candidato presidencial del PRM y fuerzas aliadas, Luis Abinader, así como del ex presidente de la República  Hipólito Mejía y dirigentes de los Partidos Revolucionario Moderno, Revolucionario Social Demócrata, Frente Amplio, Partido Humanista Dominicano, Dominicanos por el Cambio,  y Alianza por la Democracia, Movimiento Independiente por el Rescate Democrático, Congreso Cívico, Bien Común, Conciencia Nacional, entre otros.


0 comentarios:

Publicar un comentario