miércoles, 6 de septiembre de 2017

¡Ya basta de cuentos!


Por JUAN T H

Hoy recuerdo los versos del poeta del exilio León Felipe a propósito de todas las mentiras y de todos los cuentos que nos hacen a través del Ministerio Público y de la prensa cuando prometen  investigar “hasta las últimas consecuencias, caiga quien caiga”, porque “no en el gobierno  hay vacas sagradas”,  tal o cual caso denuncia de corrupción, como la fortuna de Diandino Peña, el pago de 3.5 millones de dólares en sobornos para la compra de los aviones Súper Tucano y los 92 millones de dólares que la empresa Odebrecht dijo pagó en sobornos a congresistas y funcionarios  para obtener grandes obras que luego sobrevaluaba.

Dice el Movimiento Verde que lo del gobierno, que amaga y no da, que promete y no cumple, es “mareo”, que no es más que una manera de entretener al pueblo y contener su rabia en las calles.

Yo, igual que el poeta español León Felipe, que murió en el México “lindo y querido”, donde también murió otro León (Trotski) pero asesinado por órdenes de Stalin, creo que es cuento, no tan bueno como “La Mujer” de Juan Bosch; el cuento del gobierno con la corrupción es malo, mediocre y perverso porque no hay castigo para los culpables.

Que hable el poeta:

“Yo no sé muchas cosas, es verdad.
Digo tan sólo lo que he visto.
Y he visto: que la cuna del hombre la mecen con cuentos,
que los gritos de angustia del hombre los ahogan con cuentos,
que el llanto del hombre lo taponan con cuentos,
que los huesos del hombre los entierran con cuentos,
Y que el miedo del hombre…
ha inventado todos los cuentos.
Yo no sé muchas cosas, es verdad,
pero me han dormido con todos los cuentos…
Y se todos los cuentos”.

El pueblo dominicano con una historia tan larga de cuentos, debe saberse todos los cuentos de los políticos de memoria. Es una pena, parafraseando al poeta,  que lo sigan durmiendo con cuentos, que su llanto lo taponen con cuentos, que su angustia la ahoguen con cuentos, y que su miedo haya creado o permitido tantos cuentos. ¡No más!

Los casos de corrupción llegan y se van. Un escándalo sustituye al otro en la justicia y en los medios de comunicación. Una ola de estupor parece llenar la prensa y las redes sociales hasta que el gobierno inventa una “comisión de alto nivel” con el fin de ocultar la verdad impidiendo que se haga justicia, que los predadores del Estado terminen en la cárcel.

El Ministerio Público y  las comisiones oficiales tienen, como único propósito, garantizar la impunidad de los políticos del partido oficial, sus amigos y relacionados. Los resultados de las investigaciones no terminan en la justicia. Y si llegan, como algunos, sólo caen los pequeños, los de abajo, los pendejos, jamás los grandes ladrones, los jefes, los de arriba.

El Ministerio Público elabora unos expedientes sin pruebas o con pruebas circunstanciales, como lo estableció la honorable magistrada Mirian Germán.

Así es que, basta de “mareos”, basta de “cuentos chinos” o de cualquier otra naturaleza. Los corruptos a la cárcel. No más impunidad. Ya nos sabemos todos los cuentos del gobierno. No somos tarados ni estúpidos.






0 comentarios:

Publicar un comentario