jueves, 7 de septiembre de 2017

Suspenden cinco enfermeras en hospital por excitarse con pene de un cadáver en la morgue


Por Miguel Cruz Tejada

NUEVA YORK._ Cinco enfermeras del hospital Denver Health Medical Center, fueron suspendidas de sus labores, después que ellas abrieran la bolsa en la que estaba el cadáver de un hombre, con el único propósito de extasiarse y excitarse con el tamaño del pene del muerto, informó el canal 7 de la cadena ABC en Denver.

Las suspensiones de las enfermeras, que no han sido identificadas, fueron anunciadas el martes por el portavoz del centro asistencial, Josh Rasmussen, quien dijo que la investigación concluyó en que las enfermeras, fueron atraídas lascivamente por el tamaño del miembro del fiambre.

El muerto, tampoco fue nombrado a los medios y no se especificó la causa de su fallecimiento ni cuantos días llevaba en la nevera de la morgue.

La conducta de las cinco enfermeras, fue reportada a la administración del hospital por una colega de ellas, que dijo no participó.

La denunciante comunicó el incidente después de escuchar  a una de sus colegas, hablar alegremente y excitada sobre el tamaño del pene del difunto.

La policía de Denver dijo en su reporte que varios miembros del personal ojearon a la víctima mientras se encontraba incapacitado, e incluso después de su fallecimiento, también fue sujeto de las miradas inapropiadas de las enfermeras.

Fueron suspendidas por tres semanas después de que examinaron inapropiadamente el cuerpo de un paciente fallecido y hablaron de ello.

Un declarante anónimo le dijo al canal  Denver 7 dijo que las enfermeras suspendidas, miraron el tamaño del pene del cadáver y abrieron la bolsa para ver otras partes del cuerpo.

"Varios miembros del personal vieron al paciente mientras estaba en coma, incluso después de su fallecimiento", dijeron las autoridades.

Rasmussen dijo inicialmente que dos enfermeras fueron disciplinadas después de la investigación interna, pero más tarde añadió que fueron cinco las suspendidas.

El informe dice que los incidentes ocurrieron entre el 31 de marzo y el 3 de abril de 2017, pero no se reportaron hasta el 8 de mayo.

Rasmussen dijo que aunque las enfermeras recibieron disciplina considerada grave, cuatro enfermeras finalmente regresaron al trabajo.

Una de las enfermeras ya no es empleada en el  hospital, pero no fue cancelada.

Las enfermeras tendrán en sus récords un registro de la medida disciplinaria del hospital.


0 comentarios:

Publicar un comentario