sábado, 27 de mayo de 2017

Schneiderman anuncia arrestos adicionales de trabajadores de la ciudad en la investigación continua del fraude de seguros de AFLAC


NUEVA YORK - El Fiscal General Eric T. Schneiderman anunció hoy las acusaciones de los técnicos médicos de emergencias del Departamento de Bomberos –FDNY- Kathyleen Roman y Reynaldo Laruy, el bombero Herman Tyson y la Agente de Policía de Transido de Nueva York Ania Villalon en la Corte Suprema del Bronx por supuestamente cometer Fraude de Seguros y Gran Hurto contra el American Family Life Assurance Company ("AFLAC"). Los acusados supuestamente robaron miles de AFLAC falsificando firmas de médicos o supervisores para presentar reclamaciones de seguros falsas. Estos cargos siguen a ocho arrestos en Queens y cinco en Brooklyn como parte de una investigación en curso sobre el fraude de seguros cometido por empleados de la Ciudad.

Los acusados y los cargos que se les formularon son los siguientes: Herman J. Tyson, de 35 años, del Bronx. Tyson es acusado de robar $46,370 y es acusado de Gran Hurto en el Tercer Grado y Fraude de Seguro en el Tercer Grado, ambos delitos graves clase D.; Reynaldo LaRuy, de 47 años, de Stroudsburg, PA. LaRuy es acusado de robar $60,503 y es acusado de Gran Hurto en el Segundo Grado y Fraude de Seguros en el Segundo Grado, ambos delitos graves clase C.; Ania Villalon, 47 años, del Bronx. Villalon es acusada de robar $11,040 y es acusada de Gran Hurto en el Tercer Grado y Fraude de Seguro en el Tercer Grado, ambos delitos graves clase D.; Kathyleen Roman, de 36 años, del Bronx y Stroudsburg, PA. Roman es acusada de robar $36,503 y es acusado de Gran Hurto en el Tercer Grado y Fraude de Seguro en el Tercer Grado, ambos graves delitos clase D.; Hasta la fecha, seis acusados se han declarado culpables de cargos por delitos de Fraude de Seguros y / o Hurto Mayor.

Han acordado pagar lo siguiente en restitución: Marc Criado Mastros, $118,000;
Kenneth Lambert, $91,000; Devon Graham, $71,000; Caleb Laues, $41,000;
Mourad Touati, $31,000; y Jose Solis, $27,000

Marc Criado-Mastros, fue sentenciado el 9 de marzo de 2017 ante el Juez Latella en la Corte Suprema del Condado de Queens. El Sr. Criado-Mastros fue sentenciado a cinco años de probatoria, restitución de $118.630 y $ 5.931,50 en recargos después de declararse culpable de Gran Hurto en el Segundo Grado y Fraude de Seguro en el Segundo Grado, ambos delitos de clase C. Los restantes acusados están a la espera de sentencia o juicio.

"Los consumidores de Nueva York no deberían tener que pagar tasas de seguro más altas debido a los actos de individuos deshonestos", dijo el Fiscal General Schneiderman. "Vamos a continuar sometiendo a la justicia a los responsables de esta mala conducta que ha costado a las compañías de seguros cientos de miles en desembolsos innecesarios. No permitiremos que los empleados públicos abusen de su posición de confianza para esquivar las reglas".

Con oficinas en todo el estado, y una jurisdicción que no está limitada por condados, la Fiscalía General está en una posición única para procesar simultáneamente a los acusados en múltiples lugares en casos como éste.

El Fiscal General desea agradecer al Departamento de Investigación de la Ciudad de Nueva York y al Departamento de Servicios Financieros del Estado de Nueva York por su colaboración en esta investigación.

La Superintendente de Servicios Financieros, Maria T. Vullo, dijo: "El Departamento de Servicios Financieros está orgulloso de haber trabajado con el Fiscal General en esta investigación. El fraude de seguros es un crimen que no sólo afecta a la industria, sino también las tasas que los consumidores pagan por el seguro. DFS continuará protegiendo a aseguradoras y consumidores para mantener el mercado de seguros de Nueva York fuerte y justo para todos".

El Comisionado de DOI, Mark G. Peters, dijo: "Estas detenciones son el resultado de nuestra continua investigación sobre el fraude de seguros por parte de los empleados de la Ciudad, incluidos los miembros de la policía y bomberos, que anteriormente habían expuesto a más de una docena de empleados. Los servidores públicos, especialmente aquellos que trabajan en nuestros servicios uniformados, deben ser ejemplos de integridad y de respeto de la ley. Nuestra investigación con el Fiscal General sigue en curso".

Los cargos son meramente acusaciones, y los acusados se presumen inocentes a menos y hasta que se demuestre su culpabilidad en un tribunal de justicia.

Los investigadores del Departamento de Investigación de la Ciudad de Nueva York –DOI- incluyeron a la Inspectora General Adjunta Sara Levinson, quien fue la investigadora principal bajo la supervisión de los Inspectores General Shannon K. Manigault y Frank J. Carine, el Comisionado Adjunto Michael Healy, el Subcomisionado / Jefe de Investigaciones Michael Carroll y la Primer Comisionada Adjunta Lesley Brovner. La investigación también recibió ayuda de la Oficina del Inspector General de DOI para NYPD. La investigadora principal del Departamento de Servicios Financieros del Estado de Nueva York, Cindy Licata, participó en entrevistas clave de testigos y procesos cruciales de verificación que ayudaron a conducir a las acusaciones.

El Fiscal Adjunto Kevin B. Frankel y el abogado especial Brian P. Weinberg de la Oficina de Integridad Pública del Fiscal General, bajo la supervisión del jefe de la oficina, Daniel Cort, y de Stacy Aronowitz, subjefe de la oficina. La investigación fue manejada por el investigador Angel Laporte de la Oficina de Investigaciones del Fiscal General, bajo la supervisión del Investigador Jefe Adjunto John McManus. La oficina de Investigaciones está dirigida por el Jefe Dominick Zarrella. La asesora forense adjunta Kristina Kojamanian asistió en la investigación bajo la supervisión del Jefe de la Sección de Auditoría Forense Edward J. Keegan, Jr. Los Analistas de Apoyo Legal Katharine Litka y Dillon Kraus de la Oficina de Integridad Pública también ayudaron en la investigación.


0 comentarios:

Publicar un comentario