ZONO RADIO

ZONO RADIO

viernes, 14 de abril de 2017

Las 7 Palabras de La Marcha Verde


1.                Padre perdónalos que no saben lo que hacen.
Estamos obligados a defender la dignidad de la nación elevando una protesta colectiva que nos haga llevar nuestra voz por encima de la desesperanza, la decepción, la frustración. Una voz clamando el “fi n de la impunidad”, “fi n de la corrupción”. El pueblo no descansará en la búsqueda del respeto a la Justicia. Esos malos hombres, esas malas mujeres, no tienen escrúpulos y hacen lo que sea por engordar sus intereses personales y sus beneficios políticos, económicos y sociales, y siguen el oprobio. Que sea en la cárcel donde transgresores y transgresoras paguen su perdón.
En estos momentos sólo la movilización y la lucha del pueblo alcanzarán la conciencia crítica y colectiva para resarcir nuestra nación, colocarla por encima de las apetencias personales y consolidar nuestro futuro en valores.

2.                Hoy estarás conmigo en el paraíso
Debemos reflexionar con relación al “paraíso” levantado por quienes nos han gobernado; un “paraíso” minado de sobornos, robos y corrupción como es el que impera en el Estado dominicano, encabezado por el Poder Ejecutivo, su anillo, su Congreso, sus Ministros…. Un “paraíso” que concentra de manera absoluta el poder político y económico, que pervierte todas las instituciones del Estado, que evade las sanciones penales y morales frente al delito de Estado y el crimen organizado y en donde se establecen acuerdos secretos con empresas delincuentes, sustentados por el control de la Justicia.
Hoy estarás conmigo en el paraíso es una frase para ser extrapolada; la voz de la conciencia cívica dominicana habla a cada ciudadano, a cada ciudadana que ha sentido en su fuero interno el amor a su pueblo y el repudio por la impunidad, la corrupción, los robos, las injusticias.., porque no todo está perdido, a través de las luchas que enarbolan las banderas de la justicia, el respeto, la igualdad, la equidad… llegaremos a construir esa nación que todas y todos soñamos.... como un paraíso, y entonces seremos voz que no clama en el desierto.

3.                Mujer he aquí tu hijo. Hijo, he aquí tu madre!
Hijas e hijos del pueblo dominicano nos quitaron tanto y tanto, que hasta el miedo nos quitaron. ¡Ya mismo! vamos a construir la democracia revolucionaria que necesita la nación dominicana. En este tiempo que agonizan secuestrados los valores fundamentales de nuestra nación: la justicia social, la igualdad, la libertad…. Hijas e hijos del pueblo dominicano lanzamos un grito de alerta, destituciones y cambios radicales. Hijas e hijos, la panorámica social esta envilecida. Hagámosla resurgir de los escombros y construyamos otra Patria, que con actitud firme busque enaltecer la dignidad en el ejercicio político y en la vida cotidiana de una ciudadanía consciente de sus deberes y derechos.

4.                Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?
Esta palabra debe llevar a reflexionar ante el deterioro de la sociedad dominicana por el predominio de la impunidad y la cotidiana existencia de actos de corrupción, riquezas ilícitas, lavados de activos, impunidad…. como escollos que impiden el verdadero cambio social que requiere nuestra nación. Es necesario llamar por sus nombres a los ladrones y las ladronas si queremos exterminar el despilfarro, el derroche, el aprecio enloquecedor del dinero, que realmente le corresponden al pueblo para garantizar mejor educación, salud, alimentación, vivienda, recreación, empleo.
Es necesario alzar las voces para acabar con tantas injusticias y para que la ciudadanía sienta un alivio en su desesperante situación del diario vivir. No hemos sido abandonados; nos hemos dispersado en la búsqueda del objetivo común; construir una nación digna en la que quepamos todas y todos y donde a ladrones y ladronas les sea imposible obtener “un ápice de impunidad”.
1 El ladrón vulgar te roba el dinero, el reloj, la cadena, el vehículo, el celular y cualquier bagatela más.
2 El Político te roba la salud, la vivienda, la educación, la pensión, la recreación, el trabajo y hasta la conciencia. El primer ladrón te elige... ¡A ti! El segundo ladrón... ¡Lo Eliges Tú! ¡Analiza y piensa!

5.                Tengo sed
Ante la actual situación de impunidad que vive el pueblo dominicano, hombre y mujeres debemos tener y manifestar nuestra sed de justicia para lograr reconstruir la confianza en nuestras instituciones, debemos seguir teniendo sed de respeto a los valores cívicos, ciudadanos y éticos.
El pueblo ha de contar con el pueblo mismo, consciente de que solo con su esfuerzo, su lucha, movilización e intervención, superaremos los males que padece nuestra nación.
Este pueblo vituperado y burlado sabrá arrancar del sepulcro la piedra que le obstruye la salida y lo ha mantenido enclavado en las penurias de la corrupción, el dolo y el crimen. Ojala que el grito de resurrección que estalle en el pueblo no sea bañado con su propia sangre.

6.                Todo está consumado
 “Nunca es más oscura la noche que cuando va amanecer”, o podríamos decir que “Al llegar al fondo solo nos queda subir”. Todo está consumado; todo está hecho y dicho, pero por los corruptos y transgresores de la ley; Entonces, ahora es el momento de dar el siguiente paso; rescatemos la Justicia y la Libertad, justo en este momento en el que nos estrujan la impunidad. Aunemos los esfuerzos con las grandes mayorías comprometidas para decir con hechos: no más corrupción! no más impunidad! Es posible construir una nueva nación. Ya mismo!

7.                Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu
Ante los acontecimientos publicitados por la misma Odebretch y las declaraciones ofrecidas por quienes están encarcelados en Brazil, que además ya señalan a quienes entregaron y recibieron sobornos en la Rep. Dominicana y han declarado que financiaron la campaña electoral 2016, urge una transformación desde la propia participación del pueblo mismo exigiendo cárcel a los corruptos, a las corruptas, devolución de los dineros robados, una Constituyente popular, otros y otras gobernantes.

Este pueblo dominicano, un PUEBLO AGUERRIDO, LUCHADOR, CONFIADO, DECIDIDO! ha sabido ganarle la victoria a la muerte de la Justicia y la libertad; la justicia resucitará en los próximos días fruto de las luchas por la defensa de nuestros derechos. Trabajaremos por una Estado de derecho ético, social y libre. Repudiamos la corrupción, la impunidad y el secuestro de la libertad.

0 comentarios:

Publicar un comentario